Los Términos de un Contrato para el Comerciante Minorista: Contrato de Suministro.

Photo by Artem Podrez on Pexels.com

Como abogada, en el ejercicio de la profesión suelo siempre comentarle a los micro empresarios la importancia de la revisión de los términos de suministro hasta los acuerdos de distribución y los términos de un contrato de adquisición. Estos contratos son los componentes básicos de un negocio, por lo que es esencial que no pase por alto los problemas clave que puedan surgir en el futuro.

Esta serie toma algunos de los contratos clave de las empresas minoristas y se centra en los tres aspectos clave que los empresarios o emprendedores tienden a pasar por alto en la prisa por “cerrar el trato” y llevar los productos al mercado.

Los contratos de suministro deben redactarse como acuerdos legalmente vinculantes entre usted y un proveedor que se centren en el suministro de bienes y los riesgos que se susciten durante la distribución. También incluyen las “reglas” de su relación, como entrega, condiciones de pago y control de calidad. Hoy veremos las 3 principales reglas de contratos de suministro:

• Propiedad de la propiedad intelectual: a veces es fácil asumir que usted será el propietario de toda la propiedad intelectual involucrada en la fabricación de sus productos. Sin embargo, algunos proveedores, que trabajan en colaboración con los minoristas, pueden asumir que conservarán la propiedad de la propiedad intelectual del producto que traen a la mesa. Asegúrese de que su acuerdo especifique quién será el propietario de qué activos que son parte de la propiedad intelectual del negocio y si se desarrolla alguna propiedad intelectual en el curso de la fabricación de su producto, quién será el propietario al final del día.

• Productos y muestras rechazados: no es raro que los minoristas contraten a un fabricante para que les suministre productos, solo para descubrir que las existencias en exceso o rechazadas terminan vendiéndose a través de canales secundarios, eBay, Amazon u otros medios inaceptables. Esto puede abaratar su marca y hacer que existencias de calidad inferior lleguen al mercado. Asegúrese de que su contrato aborde lo que deben hacer sus fabricantes con las existencias que usted rechaza o que tienen un exceso de oferta.

• Condiciones de pago y calidad: es posible que se pregunte por qué estos dos se agrupan en un solo artículo. No es raro ver a un minorista pagar por adelantado por toda la mercancía, solo para descubrir que, al recibirla, hay problemas de calidad o de cumplimiento. Siempre que sea posible, es una buena idea retener una parte del pago final hasta que haya tenido la oportunidad de verificar la calidad de los productos y la precisión del pedido. Esto se puede hacer en el extranjero a través de un agente o una vez que los productos lleguen a su destino de envío.

Espero que estos consejos hayan sido de ayuda, son solo tres de los muchos aspectos que tomo en consideración al negociar los términos de suministro con mis clientes.

Janis Buendía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .