Servicios legales: Empresa vs. Startup

pexels-photo-1015568.jpeg

El lifestyle entrepreneurship se ha convertido en trend. Presentadores de tv, influencers, coaches, especialistas en mercadeo y marca personal se han convertido en los gurús del emprendurismo a nivel regional y los cursos y eventos de networking para este movimiento crecen cada día más y a veces a precios elevados. Si bien es cierto es necesario apalancar y empoderar el movimiento con conocimiento y herramientas tecnológicas y charlas de motivación, opino que también debemos ser cautelosos de lo que estamos enseñando allá afuera y de los servicios que estamos ofreciendo, pues un determinado modelo de negocio no aplica a todos los emprendimientos en etapa inicial.

En Panamá ser emprendedor te puede llevar por dos caminos: puedes ser un emprendedor que apunta a fundar su propia empresa o puedes ser un emprendedor que apuesta por la innovación a través de una Startup, que dicho sea de paso no son lo mismo, no son iguales. Steve Blank explica muy bien ésta diferencia de la siguiente manera:

“Una empresa es una organización permanente diseñada para ejecutar un modelo de negocio repetible y escalable. Una Startup es una organización temporal diseñada para buscar un modelo de negocio repetible y escalable…Una vez queda entendido que las compañías existentes están diseñadas para ejecutar entonces se puede observar por qué les es tan difícil enfrentar la innovación contínua y disruptiva.”

El modelo de negocio de las empresas, se basa en la Ejecución de un Plan de Negocios acompañado de Proyecciones Financieras, es decir todo lo que te enseñan en un MBA. Una Startup funciona de diferente manera, y las teorías de administración de negocio no le aplican ni le sirven a este tipo de organización.

Una Startup aspira a convertirse en un negocio con modelos tradicionales luego un periodo de 1 a 3  años aproximadamente. Sus fundadores deben salir a la calle en busca de un modelo de negocio que le permita resolver una necesidad y probar sus hipótesis escuchando a quienes serán sus futuros clientes y testeando sus prototipos. Entonces qué se hace dentro de una startup? Se busca un modelo de negocio, se trabaja en desarrollo de clientes, sea crean equipos (team building), etc…

En qué fallamos los abogados que ofrecemos servicios a los emprendedores? Los metemos a todos dentro del mismo saco sin tomar en cuenta la etapa en la que se encuentra el emprendimiento y el tipo de emprendimiento, y los encaminamos a crear estructuras legales que no son necesariamente convenientes para su desarrollo. Por otro lado la inversión legal debe ser acorde y escalonada de acuerdo a la etapa en la que se encuentra el emprendimiento. Una empresa unipersonal tradicional, si fuera mi caso primero, generaría una propuesta de valor para apalancar clientes potenciales antes de meterme a arrendar un espacio comercial con comisiones altísimas o crear una sociedad, haría primeramente un test de mis productos en bazares y retro alimentarme de la crítica, por poner un ejemplo.

Las fases o ciclo de vida de una pequeña empresa, de acuerdo con Neil C. Churchill y Virginia L. Lewis, detallados en su momento en un artículo de la Harvard Business Review de 1983 son las siguientes:

  1. Existencia (Existence)
  2. Supervivencia (Survival)
  3. Éxito (Success)
  4. Despegue (Take-off)
  5. Madurez del Recurso (Resource Maturity)

Por otra parte, una startup tiene un ciclo de vida muy distinto al de una empresa de modelo tradicional y sus necesidades legales son distintas en cada etapa también:

  1. Desarrollo (Development)
  2. Lanzamiento (Launch)
  3. Temprana (Early)
  4. Aceleración (Acceleration)
  5. Crecimiento y Maduración (Growth and Maturity)

El reto para las firmas que ofrecemos servicios legales:

Nuestra misión debe encaminarse en sacar a nuestros emprendedores de las estadísticas de negocios informales, es decir que no cotizan en el seguro y no declaran renta, sin que el proceso sea dolorosamente costoso. En la consulta inicial debemos aspirar a construir relaciones duraderas con nuestros clientes. La manera de hacerlo es entendiendo el modelo de negocio escogido por el mismo, respetando sus ciclos y poniendo a disposición los recursos y herramientas necesarias para su desarrollo. El éxito del cliente se revierte en mejoras en el estilo de vida de aquellos que obtengan sus productos o servicios, procurando que se cumplan las normas legales pero al mismo tiempo dejando espacio para innovar. Recordemos que la innovación siempre irá un paso por delante de las leyes y somos nosotros quienes debemos ayudar a nuestros clientes a administrar de la mejor manera posible dichos riesgos estando un paso por delante de los inminentes cambios en las normas que puedan impactar la industria.

Recursos:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s